¿Qué son los piojos?

Los piojos son unos insectos que miden entre dos y tres milímetros que pueden aparecer en el pelo de la cabeza, las cejas o las pestañas.

Los piojos depositan sus huevos, conocidos como liendres, que se adhieren al cabello mostrando una forma parecida a la de la caspa y son difíciles de eliminar. Una vez asentados, sobreviven alimentándose de sangre que extraen del cuero cabelludo.

Los piojos se propagan con más frecuencia entre los niños y pueden causar picores o la aparición de pequeñas protuberancias rojas en el cuero cabelludo. Los animales no pueden ser portadores de piojos humanos.

Causas

Generalmente, los piojos se producen por el contagio a través de otra persona que los porta, ya sea por contacto directo o indirecto. Los piojos se arrastran a la hora de moverse, ya que son incapaces de saltar o volar.

Los piojos tienen una vida máxima de 30 días, pero durante el tiempo que permanecen en el cabello pueden depositar liendres, las cuales pueden aguantar hasta dos semanas en esa forma hasta que nacen.

La aparición de piojos no guarda ninguna relación con la higiene personal ni con la salud, ya que no portan ninguna enfermedad ni causan patologías en las personas que los tienen.

Tampoco se dan con mayor frecuencia en personas con cabellos largos, si bien es cierto que el pelo largo sirve de puente a estos insectos para colonizar a nuevos huéspedes.

Síntomas

La infestación por piojos, denominada pediculosis, causa picor e irritación en el cuero cabelludo. Estos síntomas pueden tardar en manifestarse entre cuatro y seis semanas, durante este periodo, las hembras llegan a poner de seis a 10 liendres por día.

Tratamiento

Si se detectan piojos, lo más común es utilizar lociones o champús especiales que contienen permetrina en su composición y se pueden adquirir sin receta médica en la FARMACIA.

El proceso para aplicar estos productos consiste en aplica el champú especial que se deja actuar durante 10 minutos (o el tiempo que indique el prospecto). Pasado este tiempo, se aclara el pelo para eliminar los piojos y se laba con el champú.

Es importante tener en cuenta que los champús con permetrina suelen estar contraindicados para niños menores de dos meses, en cuyo caso sólo se debe recurrir a la eliminación manual con el peine.

Las personas que sufran psoriasis u otros problemas de la piel deben utilizar silicona en lugar permetrina ya que, logra matar a los parásitos por asfixia, no por muerte química, por lo que resulta menos agresiva.

A lo largo del tiempo, los piojos han logrado evolucionar para vencer los tratamientos químicos y es posible que un pequeño porcentaje logre resistir. Si esto sucede,  es fundamental repetir una segunda aplicación del producto transcurridos siete u ocho días.

Además del tratamiento químico, es recomendable utilizar un peine de metal con dientes finos para eliminar las liendres de una manera más eficaz. También se debe lavar toda la ropa (incluida la de baño y de cama) que haya utilizado la persona infectada para evitar que se propague.

Curiosidades sobre los piojos

  • Los piojos son insectos parásitos carentes de alas. No vuelan ni saltan de una cabeza a otra; se propagan solo por contacto directo, desplazándose a lo largo de cabello.  
     
  • Los piojos no tienen un origen estacional, si bien suelen darse brotes durante el periodo escolar, cuando los niños tienen mayor contacto entre sí.
     
  • Los piojos pueden resistir temperaturas de hasta 50 grados, por eso sobreviven sin problemas a un lavado normal. También son inmunes a los agentes químicos del champú normal.
     
  • Los piojos pueden sobrevivir un máximo de 48 horas sin alimentarse de la sangre del huésped, es decir, puede vivir fuera del cuero cabelludo en mantas, sábanas, peines, etc. Transcurrido este plazo, mueren si no consiguen alcanzar un nuevo huésped.
     
  • Cada hembra puede poner hasta 10 liendres o huevos por día; su propagación es muy rápida, por lo que es importante actuar en cuanto se detecta la infestación.
     

Share This