Una de las pocas cosas que puede estropearnos un relajante baño en la playa es una picadura de medusa, sus consecuencias aunque en la mayoría de los casos no son graves, son muy molestas.

Nos empujan a salir del agua corriendo y en algunas ocasiones, con el pensamiento nublado por el dolor, también nos animan a confiar en algunos remedios caseros (antihigiénicos) que en ocasiones pueden empeorar el alcance de la lesión.

¿Que és una medusa?

Són animales invertebrados, que tienen unas células urticantes en sus tentáculos (llamadas nemocistos) que, tras el contacto humano, “liberan unos filamentos con sustancias tóxicas que se clavan en nuestra piel”. 

Las medusas realmente no pican

La clase de toxinas depende de cada especie, aunque generalmente “se trata de una mezcla de proteínas y enzimas con efecto urticante  causantes de dolor y parálisis 

El contacto con las medusas “produce inflamación y enrojecimiento de la piel, además de una sensación de ardor inmediata”. En casos extremos, “puede producirse una reacción alérgica a la toxina que incluso puede llegar a causar un shock anafiláctico”.

Es importante que, una vez muertas y varadas en la arena, las medusas todavía pueden ser peligrosas durante varias semanas.

¿Que tengo que hacer si me pica una medusa?

  • Lava la zona con agua marina o suero fisiológico:

Lo mejor para lavar la zona afectada es el suero fisiológico, aunque difícil de encontrar en la bolsa de la playa, pero tranquilo, también puedes hacerlo con agua del mar.

Nunca, debes hacerlo con agua dulce.

Si han quedado tentaculos adheridos a la piel, lo único que conseguirás es que se libere más líquido urticante y empeorar la situación.

Quita los restos:

Hay que tener en cuenta los restos de tentáculos adheridos a la piel, pueden seguir picando, por lo tanto cuando la medusa pica a otra persona, hay que equiparse correctamente con guantes o una prenda protectora para evitar que nos pique.

No rasques o frotes la zona afectada, ni con una toalla o arena.

Una vez equipados hay que retirar con cuidado los restos, solo hace falta una tarjeta de credito o pinzas, pero nunca con los dedos.

  • Aplica frío: (por ejemplo, una compresa fría)

Sin frotar, durante unos 15 minutos para aliviar el dolor. Si usas hielo evita el contacto directo con la piel, recuerda que estamos tratando una herida y se podría infectar.

No apliques calor ni expongas la zona picada al sol.

Si es posible, eleva y sujeta la parte afectada para reducir la hinchazón.

  • Tratamiento:

Una vez limpia y con hielo a cuestas, si es necesario, ya puedes acudir a la FARMACIA más cercana a por un antiséptico, como una solución de clorhexidina y un apósito para tapar la lesión y evitar que se infecte.

Si la herida lo requiere, se puede administrar una pomada a base de cortisona para reducir la inflamación y también puedes tomar algún analgésico como paracetamol o ibuprofeno.

Si la herida no mejora o los síntomas persisten, acudir al hospital

A continuación, os dejamos un video de la cruz roja, donde os explica de forma muy resumida, todo lo que hay que saber cuando te pica una medusa.

Si te ha parecido útil la información que te hemos dado, puede compartirlo con todos los que este verano van de vacaciones a la playa.

GRACIAS

Share This